ESTRATEGIA DE NEGOCIO

Apuntamos a incrementar nuestra producción y reservas de petróleo y gas a través del desarrollo y la exploración de nuestras áreas al concentrarnos en proyectos de riesgo relativamente bajo y mediante nuevos acuerdos de farmout, joint ventures o asociaciones similares, en inversiones estratégicas de ciclo largo que nos permitan capturar oportunidades de crecimiento, reducir los requerimientos de capital y, por lo tanto, evitar un incremento significativo de nuestro apalancamiento. Nuestro objetivo es continuar con la expansión de nuestras actividades de upstream y mantener nuestra inversión estratégica en el negocio de midstream, ya que gracias a su naturaleza predecible y de bajo riesgo, obtenemos un mayor equilibro frente a la volatilidad intrínseca del negocio de E&P. Los componentes clave de nuestra estrategia son los siguientes:

Estamos comprometidos con el crecimiento sostenible de nuestro negocio a través del desarrollo continuo y la exploración de las áreas en las cuales operamos, muchas de las cuales se encuentran subexplotadas. Concentramos nuestras actividades principalmente en la cuenca Austral, con especial énfasis en la producción de gas no convencional. Continuaremos priorizando proyectos de producción y exploración de ciclo corto, al mismo tiempo que evaluamos proyectos de más largo plazo que puedan proveer un importante potencial de crecimiento en nuestra operación y el desarrollo de nuevas reservas. Creemos que los acuerdos de farmout y joint ventures son los medios más eficientes para incrementar nuestros proyectos de exploración en las áreas en las que tenemos concesiones. Consideramos que nuestro éxito en el largo plazo dependerá de nuestra capacidad de incrementar nuestra productividad y nuestros activos, mediante proyectos de inversión rentables, que nos permitan alcanzar una base de reservas equilibrada.

Nos encontramos en proceso de optimización de yacimientos subexplotados de petróleo y gas, considerados marginales por el operador anterior, efectuando mejoras e implementando reducciones de costos, lo que nos permite incrementar los márgenes operativos a través de la dilución de costos fijos en base a un mayor volumen de producción. Gracias a nuestra estructura operativa flexible y nuestros recursos, que nos permiten centrarnos mayormente en la producción de hidrocarburos, contamos con la capacidad de modificar nuestro mix de petróleo y gas en función de las condiciones cambiantes del mercado local, de manera de priorizar la producción del producto más rentable en cada momento. Al concentrarnos en la eficiencia, hemos establecido procesos de negocio para fijar y supervisar objetivos, asegurando que los mismos se cumplan de manera rentable y segura. Asimismo, continuaremos aplicando tecnología de avanzada y soluciones tendientes a reducir nuestros costos operativos, a fin de incrementar nuestra producción y reservas con un mínimo impacto ambiental.

Tenemos la intención de priorizar la exploración a través de acuerdos conjuntos y contratos similares, con el objetivo de asignar fondos únicamente a proyectos de exploración en la medida que tengamos superávit suficiente y consideremos que los mismos no perjudican nuestra situación financiera. Apuntamos a reponer nuestras reservas al concentrarnos en inversiones de desarrollo en nuestras áreas actuales y planeamos incurrir en inversiones de exploración cuando sea prudente desde el punto de vista financiero, empleando criterios conservadores y analizando oportunidades específicas. Si bien contamos con acres subexplorados con potencial de recursos, tenemos la intención de efectuar futuras inversiones en línea con nuestro enfoque de riesgo equilibrado, reduciendo el mismo a través de acuerdos conjuntos, farmouts o contratos similares.

Buscamos incrementar la producción y modificar nuestro mix de petróleo y gas de manera activa, como respuesta a los aumentos de precios de mercado. Durante 2018 se nos otorgó el derecho a participar del Programa de Estímulo a las Inversiones en Desarrollos de Producción de Gas Natural proveniente de Reservorios no Convencionales, y estamos incrementando activamente nuestra producción de gas no convencional. Monitoreamos los cambios en el mercado de manera periódica, a partir del proceso de desregulación iniciado bajo la administración del gobierno del presidente Macri, y respondemos rápidamente a ellos, con el objetivo de incrementar el precio promedio de nuestros productos. En 2018 fuimos la primera compañía en reanudar las exportaciones de gas a Chile: en septiembre a Methanex y en octubre a Colbún, en el área de Santiago. También apuntamos a incrementar nuestra rentabilidad al optimizar nuestra cartera de clientes; en este sentido, por ejemplo, hemos redirigido las ventas de gas natural al sector industrial y a otros clientes de márgenes mayores, que no se encuentran sujetos a precios regulados. Nuestros esfuerzos comerciales continúan enfocados en identificar oportunidades de mercado para orientar nuestras ventas a segmentos de clientes con márgenes más altos.

Continuamos empleando un enfoque analítico y disciplinado, mediante el uso de la mejor tecnología disponible que se adecue a nuestras operaciones en la Cuenca Austral de manera óptima. Fuimos el primer operador en perforar pozos horizontales mediante fracturación hidráulica múltiple en la cuenca. Para llevar esto a cabo, adquirimos un nuevo equipo de perforación semiautomático, que comenzó a operar a principios de 2016, a la vez que estamos realizando estudios de sísmica 3D por primera vez en la cuenca.

Estamos comprometidos con la protección del medioambiente, así como con la seguridad y la salud de nuestros empleados, nuestros contratistas y las comunidades en las áreas en las que operamos. Estamos convencidos de que la mejor forma de cumplir con nuestro compromiso es contar con personal capacitado y comprometido, así como adherirnos a prácticas internacionales que garanticen el desarrollo de operaciones responsables. Seguimos estándares específicos de la industria, como las normas de la Sociedad Estadounidense de Pruebas y Materiales (ASTM, por sus siglas en inglés), las normas del Instituto Estadounidense del Petróleo (API), las normas de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios de Estados Unidos (NFPA) y las normas del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM). Aplicamos soluciones tecnológicas de avanzada para proteger el medioambiente y hemos desarrollado e implementado procesos de gestión a fin de continuar mejorando nuestra actividad en salud, seguridad y desempeño ambiental. También hemos desarrollado una relación sólida y positiva con las comunidades locales en nuestras áreas de operación.

Close Menu